lunes, 18 de noviembre de 2013

A R T R O L O G Í A


INTRODUCCIÓN

La artrología es la parte de la anatomía que tiene como objetivo, el estudio de las articulaciones. Se define a la articulación, como el conjunto de partes blandas y duras, por medio de las cuales se
unen dos o más huesos próximos, siendo ésta, la conexión funcional entre los huesos del esqueleto.

CLASIFICACIÓN

Se utilizan normalmente dos grandes clasificaciones, según:
A) El movimiento que posee.
B) El tipo de tejido, que las mantiene unidas.

A) De acuerdo al movimiento:
A su vez se esta clasificación se subdivide en 3 categorías:

  • Sinartrosis: También llamada articulación inmóvil, no presenta ningún grado de movimiento. Ejemplo, la unión de los huesos del cráneo.
  • Anfiartrosis: Llamada art. semimóvil, presenta grados limitados de movimiento o eventualmente presenta movimientos. Ejemplo, las articulaciones entre los cuerpos vertebrales.
  • Diartrosis: Llamada articulación móvil, presenta más de un movimiento, se caracteriza por encontrarse en los miembros. Ejemplo, la articulación tibiofemoral.


DIARTROSIS

B) Según el tipo de tejido:
Esta clasificación, también se divide en 3 categorías:
  • Fibrosas: Los huesos están unidos a tejido conectivo o cartílago hialino, no presentan movimiento, se subdividen en:

a) Sindesmosis: Los huesos están unidos por un ligamento o membrana ligamentosa ínterósea. Sólo tienen un ligero movimiento de torsión o tracción, ejemplo de esto es la articulación tibiofibular inferior.
b) Sutura: Los huesos se unen por una mínima cantidad de tejido fibroso. Aparece como línea entre dos huesos que se obliteran con la edad para ser sustituida por una articulación totalmente ósea, esto recibe el nombre de sinostosis. Ejemplo de esto son las articulaciones del cráneo.

- Existen 4 tipos de suturas:
1. Sutura Dentada: Los bordes óseos se entrelazan en forma de sierra. Ejemplo: Sutura sagital.
2. Sutura Escamosa: Los bordes de los huesos se superponen. Ejemplo: Sutura temporo-parietal.
3. Sutura Armónica: Los huesos presentan bordes lisos y encajan de manera exacta, una respecto a la
otra. Ejemplo: Sutura Internasal.
4. Esquindilesis: Es cuando un hueso presenta un canal y la otra superficie ósea es una cresta. Ejemplo: Sutura esfeno-vomeriana.


  •  Gonfosis: Es una inserción directa de un proceso cónico en una cavidad, por un tejido conjuntivo fibroso. Ejemplo la raíz del diente en el alvéolo. 
  • Cartilaginosas: Son ligeramente móviles, sus caras articulares están cubiertas por cartílago hialino y los huesos, unidos por tejido fibroso o fibrocartílago en forma de disco como en las articulaciones de los cuerpos vertebrales o en la articulación del pubis, ambas se denominan sínfisis.
Se le llama sincondrosis, a la articulación cartilaginosa primitiva cuyo medio de unión es el tejido cartilaginoso hialino, el cual se osifica en una etapa de adultez.Ejemplo art. Xifo-esternal.


  • Sinoviales: Son de libre movimiento, comprenden el mayor porcentaje de articulaciones en todo el cuerpo, se caracterizan por encontrarse en los miembros. Todas las articulaciones sinoviales se caracterizan por tener cuatro elementos básicos:

a) Cavidad Articular: Es el espacio que queda entre dos superficies articulares.
b) Cartílago Articular: Es una capa de cartílago hialino que recubre las superficies articulares y cuya función es facilitar el desplazamiento y evitar el desgaste de las piezas óseas.
c) Capsula Articular: Esta formada por un manguito fibroso, extendido entre los huesos. Envuelve a los elementos óseos que están participando en la articulación manteniéndolos firmemente unidos.
d) Membrana Sinovial: Constituye un revestimiento interno de la capsula fibrosa, secreta un líquido transparente semejante a la clara de huevo, denominado líquido sinovial, cuya función es lubricar la
articulación, de esta manera la fricción entre las superficies articulares queda reducida a un mínimo, debido a la acción del cartílago articular y la membrana sinovial.
I. Otros elementos accesorios que se pueden encontrar en una articulación sinovial son:
1. Ligamentos: Bandas de tejido conectivo fibroso que refuerzan las articulaciones, están diseñadas para
limitar los movimientos de la articulación en las direcciones no deseadas, e impedir que las superficies articulares se desplacen mas allá de la relación normal que existe entre ellas. Vamos a encontrar:
  • Ligamentos intrínsecos, los cuales están formando parte de las cápsulas fibrosas.
  • Ligamentos extrínsecos, relativamente alejados de la articulación, pero igual participan en ella. Ejemplo: Ligamentos Sacrotuberales.
  • Ligamentos interóseos, elementos fibrosos altamente resistentes que se interponen entre ambas superficies articulares y que permiten una mejor coaptación articular.

2. Discos Articulares o fibrocartílagos interarticulares (meniscos): Son almohadillas fibrocartilaginosas que se interponen entre ambas superficies articulares adaptando según su forma. Pueden ser completos
(articulación temporomandibular) o incompletos (rodilla).
3. Labrum o rodete: Es un anillo fibrocartilaginoso flexible que se ubica en el margen de la cavidad articular y le otorga mayor amplitud de superficie a las mismas. Ejemplo: art. coxofemoral.
II. Las articulaciones sinoviales se pueden clasificar según la forma de su superficie articular y según los ejes de movimiento:
1. Articulación plana: Son numerosas superficies articulares planas o casi planas permitiendo sólo movimientos de deslizamiento, limitados por sus cápsulas articulares. No poseen eje de moviento. Ej. Articulaciones intermetatarsianas, cigoapofisiarias.
2. Articulación gínglimo: Tiene movimiento en solo un plano como el de una bisagra. Movimiento de flexo-extensión. Su superficie articular tiene forma de polea o de garganta, presenta un eje transversal. Ej. A. humero-ulnar, A. interfalángicas 
3. Articulación trocoidea: Tiene un movimiento de rotación, uno de los huesos actúa como pivote o eje, que rota alrededor de un eje vertical como en la A. radioulnar proximal o la A. atlanto-axial. Superficie articular cilíndrica de un hueso alojado dentro de anillo osteofibroso.
4. Articulacion condílea: Posee dos ejes perpendiculares entre si, un eje transversal (flexión y extensión)  un eje sagital (abducción y aducción). Se caracteriza por presentar una superficie redondeada que encaja en una cavidad correspondiente. También se denomina cóncava –convexa. Ej. A. metacarpofalángicas.
5. Articulación sellar, en silla de montar o encaje recíproco: Ambas superficies articulares son cóncavas y a la vez convexasn y encajan entre si, permitiendo el movimiento en diferentes direcciones. Una superficie asemeja a una silla de montar y la otra a un jinete. Ej. A. carpometacarpiana del pulgar (entre
el trapecio y el 1° metacarpiano).
6. Articulación esferoídea: Las superficies articulares son semejantes a segmentos de esferas maciza y superficie cóncava que se adaptan con facilidad. Poseen múltiples ejes funcionales. Por lo tanto presentan movimientos de flexión, extensión, aducción, abducción, rotación lateral y medial. Ej. A. glenohumeral, A. coxofemoral.
7. Elipsoidea: Donde ambas superficies son ovaladas, siendo una cóncava y la otra convexa, presenta un eje sagital y un eje transversal permitiendo los movimientos de abducción y aducción, flexión y  extensión. Ej. A. radiocarpiana III. Las articulaciones sinoviales presentan movimiento y poseen ejes
direccionales uniaxiales, biaxiales y poliaxiales. Los movimientos de las articulaciones pueden ser:
1. Movimientos Comunes: Son aquellos realizados por un gran número de articulaciones.
a) Flexión: Corresponde a la disminución del ángulo entre dos huesos.
b) Extensión: Corresponde al aumento del ángulo entre dos huesos.
c) Aducción: Es el acercamiento al plano medio.
d) Abducción: Es el alejamiento del plano medio.
e) Rotación (interna y externa): Movimiento alrededor de un eje vertical o longitudinal.
f) Circunducción: Movimiento que combina la flexión, extensión, aducción y abducción y rotación medial y lateral.
2. Movimientos Propios: Son aquellos que se pueden realizar en determinadas articulaciones sinoviales.
a) Supinación: Rotación lateral del antebrazo y mano.
b) Pronación: Rotación medial del antebrazo y mano.
c) Eversión: Rotación lateral, en donde la planta del pie sealeja del plano medio.
d) Inversión: Rotación medial, en donde la planta del pie se acerca al plano medio. temporo-mandibular.
e) Antepulsión: Llevar el miembro superior en extensión hacia ventral.
f) Retropulsión: Llevar el miembro superior en extensión hacia dorsal.
g) Oposición: Enfrentar el pulpejo del pulgar con los otros dedos.

martes, 4 de diciembre de 2012

SISTEMA MUSCULAR


Los músculos son los motores del movimiento. Un músculo, es un haz de fibras, cuya propiedad mas destacada es la contractilidad. Gracias a esta facultad, el paquete de fibras musculares se contrae cuando recibe orden adecuada. Al contraerse, se acorta y se tira del hueso o de la estructura sujeta. Acabado el trabajo, recupera su posición de reposo.

Se distinguen tres tipos de tejido muscular:
  • T.M. Estriado o Esquelético
  • T.M. Liso
  • T.M. Cardíaco
Los músculos estriados son rojos, tienen una contracción rápida y voluntaria y se insertan en los huesos a través de un tendón, por ejemplo, los de la masticación, el trapecio, que sostiene erguida la cabeza, o los gemelos en las piernas que permiten ponerse de puntillas. 

Los músculos lisos tapizan tubos y conductos y tienen contracción lenta e involuntaria. Se encuentran por ejemplo, recubriendo el tubo digestivo o los vasos sanguíneos (arterias y venas).
El músculo cardíaco (del corazón) es un caso especial, pues se trata de una variedad de músculo estriado, pero de contracción involuntaria.
El cuerpo humano posee unos 650 músculos de acción voluntaria. Tal riqueza muscular nos permite realizar innumerables movimientos. Hay músculos planos como el recto del abdomen, en forma de huso como el bíceps o muy cortos como los interóseos del metacarpo. Algunos músculos son muy grandes, como el dorsal en la espalda, mientras otros muy potentes como el cuadriceps en el muslo. Además los músculos sirven, junto con los huesos, como protección a los órganos internos así como de dar forma al organismo y expresividad al rostro.
Los músculos son conjuntos de células alargadas llamadas fibras. Están colocadas en forma de haces que a su vez están metidos en unas vainas conjuntivas que se prolongan formando los tendones, con lo que se unen a los huesos. Su forma es variable. La más típica es la forma de huso (gruesos en el centro y finos en los extremos) muy alargado.
Sus Propiedades :
  • Son blandos
  • Pueden deformarse
  • Pueden contraerse
Su misión esencial es mover las diversas partes del cuerpo apoyándose en los huesos.
En el cuerpo humano hay más de 650 músculos. Para ver una clasificación de los músculos según su forma pulsa aquí .
Los más importantes son :
 En la cabeza señalemos:

  
Los que utilizamos para masticar, llamados Maseteros.
El músculo que permite el movimiento de los labios cuando hablamos: Orbicular de los labios.
Los que permiten abrir o cerrar los párpados : Orbiculares de los ojos. Los que utilizamos para soplar o silbar, llamados Bucinadores.


Músculos de la expresión facial

Músculo facial
Origen (es)
Inserción (es)
Acción (es)
frontal
Galea aponeurótica
Piel de la ceja
Frunce la frente; eleva las cejas
Occipital
Hueso occipital y proceso mastoides
Galea aponeurótica
Mueve el cuero cabelludo hacia atrás
Superciliar
Fascia por arriba de la ceja
Raíz de la nariz
Junta las cejas hacia la linea media como frunciendo
Orbicular de los parpados
Hueso de la órbita medial
Tejido del parpado
Cierra los parpados
Nasal
Hueso maxilar y nasal
Aponeurosis de la nariz
Dilata las fosas nasales
Orbicular de los labios
Fascia alrededor de los labios
Mucosa de los labios
Cierra y protruye los labios.
Elevador superior de los labios
Hueso maxilar y cigomático
Orbicular de los labios
Eleva el labio superior.
Cigomático
Hueso cigomático
Orbicular de los labios en la parte lateral de los labio superior
Eleva los extremos de los labios
Risorio de Santorini
Fascia del cuello
Orbicular de los labios en el extremo de los mismos
Mantiene los extremos laterales de los labios en posición lateral
Triangular de los labios
Mandíbula
Parte inferolateral del orbicular de los labios
Deprime los extremos de los labios
Cuadrado del mentón
Mandíbula
Orbicular de los labios y piel de los labios inferiores
Deprime el labio inferiror
Mentoniano
Mandíbula (barbilla)
orbicular de los labios
Eleva y protruye el labio inferior
Cutáneo del cuello
Fascia del cuello y la clavícula
Borde inferior de la mandibula
Deprime el labio inferior, tensa la piel del cuello
Buccinador
Maxilar y mandíbula
Orbicular de los labios
Comprime las mejillas




domingo, 28 de octubre de 2012

HUESOS DEL CRÁNEO

HUESOS DEL CRÁNEO 


El cráneo (del griego κρανίον kranion y del latín cranium) es una caja ósea que protege y contiene al encéfalo principalmente. El cráneo humano está conformado por la articulación de 8 huesos , que forman una cavidad abierta y ovoide de espesor variable, con una capacidad aproximada de 1.450 ml (en adultos).

Los huesos del cráneo son ocho, cuatro son impares y de situación media, y los otros cuatro son dos pares y de situación lateral simétrica.


El hueso frontal (os frontale PNA) es un hueso del cráneo humano. Es un hueso plano, impar, central, simétrico con dos caras (endocraneal y exocraneal) y un borde circunferencial.



Ubicación
El hueso frontal se encuentra en la parte anterosuperior del cráneo por delante de los huesos parietales y un poco por arriba del esfenoides, y montado sobre el etmoides, y el macizo facial. El hueso frontal ocupa la superficie de la cara que se corresponde con la frente y la prominencia cubierta por las cejas

El hueso parietal es un hueso del cráneo, plano, par, de forma cuadrilátera, con dos caras, interna (endocraneal) y externa (exocraneal), y cuatro bordes con sus respectivos ángulos.
Ubicación
Se encuentra cubriendo la porción superior y lateral del cráneo, por detrás del frontal, por delante del occipital y montado sobre el temporal y el esfenoides. Ambos huesos parietales se articulan, a través de una línea media: la sutura sagital.

El hueso temporal, hueso del cráneo, es un hueso par, irregular, neumático, situado en la parte lateral, media e inferior del cráneo. Contiene en su espesor el órgano vestibulococlear.
Su forma varía según las edades, en el feto y recién nacido se pueden distinguir tres porciones diferentes:
  • Porción Escamosa
  • Porción Timpánica
  • Porción Petrosa
En el adulto estas tres porciones se unen mediante una sinostosis para formar un hueso único. Estas tres piezas, al soldarse unas con otras, en su desarrollo, originan una serie de suturas más o menos visibles y permanentes. Debido a esta fusión sólo la concha conserva casi los mismos limites primitivos, las otras dos porciones cambian su disposición primordial, quedando de la siguiente manera:
  • Porción escamosa
  • Porción mastoidea (en el feto es la parte externa de la porción petrosa)
  • Porción petrosa (en el feto es la parte interna de la porción petrosa y la porción timpánica)

Función
  • Proteger el encéfalo y los órganos de la audición.
  • Proporciona parte de las superficies articulares para la Articulación temporomandibular (cavidad glenoidea y raíz transversa de la apófisis cigomática)



El hueso occipital es el hueso impar del cráneo que constituye el límite posterior de la cabeza y la mitad de su base. En él se pueden distinguir las siguientes porciones:
  • Porción escamosa.
  • Porción condilar lateral izquierda.
  • Porción condilar lateral derecha.
  • Porción basilar.
Estas partes se disponen entorno al agujero occipital o foramen magnum, donde se encuentra la parte inferior del bulbo raquídeo, vasos y nervios. Se articula con el parietal, el esfenoides y el temporal.








El hueso esfenoides es un hueso impar (debido a la articulación sínfisis que está entre las alas menores) situado en la parte media de la base del cráneo que forma parte de la estructura interna profunda de la cara, de las fosas nasales y del propio cráneo. En él se encuentra la silla turca donde se aloja la glándula hipófisis.
Se encuentra entre la porción horizontal del frontal, la porción basilar del occipital, y las porciones escamosa y petrosa del temporal.
Presenta un cuerpo, central, y seis prolongaciones laterales; dos alas mayores, dos alas menores y dos apófisis pterigoides.

El hueso etmoides (os ethmoidale ) es un hueso del cráneo, corto y compacto, central, impar y simétrico compuesto por una lamina vertical y media, una lámina horizontal perpendicular a la primera y dos masas laterales. Es un hueso de superficies muy anfractuosas y con numerosas cavidades (celdillas etmoidales).
Se encuentra en la escotadura etmoidal del hueso frontal y delante del esfenoides. Se articula con estos y con los palatinos por detrás, con el hueso propio de la nariz, por delante, con el maxilar superior y unguis (lacrimal) por fuera y con el vómer y el cornete inferior por debajo.
Forma parte del suelo de la fosa craneal anterior y participa en el macizo facial(cavidad nasal y órbitas).

Reciben el nombre de huesos suturales o huesos wormianos unos pequeños huesos supernumerarios que en ocasiones existen entre los huesos del cráneo normalmente descritos. Además de en los centros habituales de osificación, ésta puede darse en otros lugares, dando lugar a huesos aislados e irregulares. Esto ocurre con mayor frecuencia en el curso de la sutura lambdoidea, pero de vez en cuando se ve en las fontanelas, especialmente la posterior. Uno de ellos, el huesecillo del pterion, existe a veces entre el ángulo esfenoidal del hueso parietal y el ala mayor del hueso esfenoides. Tienden a estar dispuestos de forma más o menos simétrica en los dos lados del cráneo, y varían de tamaño. Su número está generalmente limitado a dos o tres, pero más de un centenar han sido encontrados en el cráneo de un adulto hidrocefálico.



viernes, 12 de octubre de 2012

Osteología

 SISTEMA ÓSEO  HUMANO

ALGUNOS ASPECTOS DEL SISTEMA ÓSEO HUMANO


El esqueleto humano es un endoesqueleto relacionado íntimamente con los músculos, a los que presta inserción. Por esto es que el esqueleto humano está fuertemente ligado a todo lo que es el movimiento y a la actividad motora del individuo. Además los huesos confieren protección a órganos vitales, como por ejemplo al sistema nervioso a través de la cabeza ósea y columna vertebral. También es una importante fuente de reserva de sales minerales (por ejemplo calcio) y una fuente constante de formación de células sanguíneas (hematopoyesis).

El término sistema esquelético consiste en el conjunto de huesos y articulaciones del cuerpo humano. El esqueleto humano se encuentra formado por:

• Un eje dividido en segmentos para aumentar su flexibilidad.
• Dos pares de miembros, pélvicos y pectorales, también segmentados.
• La cabeza ósea, extremo modificado del eje.
• Huesos sesamoideos, desarrollados en tendones y ligamentos.

Los huesos responden a las fuerzas aplicadas sobre su superficie siguiendo un patrón característico. La primera fase es elástica y depende de la rigidez del hueso. En esta fase, la deformación es temporal y se mantiene solo durante el tiempo de aplicación de la fuerza tras lo cual, el hueso recupera su forma original. Si la fuerza aumenta, se entra en una fase plástica y el hueso, aunque se recupera parcialmente, queda deformado. Por último cuando la fuerza aplicada es superior a la resistencia del tejido se produce la fractura

El adulto posee 206 huesos aproximadamente con exclusión de los huesos supernumerarios y sesamoideos. Sin embargo, este número de piezas óseas varía con la edad, por ejemplo, al momento del nacimiento tenemos alrededor de 300 piezas óseas y al momento de la vejez el número disminuye notablemente por la fusión de ellos, aspecto que se refleja notablemente en los huesos de la cabeza ósea, otro ejemplo es el hueso coxal que en el niño está dividido en tres fragmentos ilion, isquion y pubis.

El esqueleto consta de un eje dividido en segmentos para permitir su movilidad, y de dos pares de apéndices o miembros que están igualmente divididos en partes articuladas para la locomoción, prensión, etc. El eje se denomina sistema esquelético axial y está formado por cabeza ósea, columna vertebral y tórax, este sistema alberga las vísceras u órganos, distribuye y soporta el peso corporal. Los pares de apéndices corresponden a los miembros superiores e inferiores que están articulados y conectados al sistema esquelético axial a través de los cíngulos, denominándose como sistema apendicular.

CLASIFICACIÓN DE LOS HUESOS SEGÚN SU FORMA

Los huesos se clasifican de acuerdo a la forma que poseen en cuatro grupos: Largos, Cortos o Breves, Anchos o Planos e Irregulares.


Huesos Largos: Predomina la longitud. Consta de dos extremidades o epífisis y un cuerpo o diáfisis. La unión de la diáfisis con las epífisis se denomina metáfisis. En un corte longitudinal se distingue una cubierta externa de sustancia compacta (láminas), más abundante en la diáfisis y una porción interna denominada sustancia esponjosa (trabéculas) muy abundante en las epífisis. Interna en la diáfisis existe una canal medular que en el adulto contiene grasa (médula ósea amarilla), este canal está revestido por una membrana denominada endostio. Las trabéculas de sustancia esponjosa delimitan aréolas (espacios), comunicada entre sí que albergan la médula ósea roja. Cada trabéculas está recubierta por endostio.

La médula ósea es un tejido especial que se encuentra llenando las cavidades que se forman dentro de los huesos, tanto las que pueden quedar entre las trabéculas de la sustancia esponjosa como la que existe en la diáfisis de los huesos largos. La médula ósea puede ser de dos tipos; amarilla y roja. La médula ósea roja tiene gran cantidad de vasos sanguíneos y la amarilla es rica en grasa. Al final del embarazo todas las cavidades óseas del feto están ocupadas por médula ósea roja, pero progresivamente disminuye siendo sustituida por la amarilla, de tal forma que en el adulto existe médula ósea roja en los huesos del tronco (esternón, costillas, vértebras…) y en las partes proximales de los huesos de las extremidades más próximas al tronco. La médula ósea roja posee además células hematopoyéticas.


 



Huesos Planos: Son los huesos de la bóveda craneal, que poseen láminas de sustancia compacta (tablas interna y externa) que encierran a una de sustancia esponjosa denominada diploe. Existen otros huesos planos que no poseen diploe que se caracterizan por estar formando una cavidad. Como ejemplo están: omoplato, costillas, esternón, coxales, sacro y cóccix.





Huesos Breves (o Cortos): Están formados por sustancia esponjosa rodeada por una lámina de sustancia compacta. Como ejemplo están los huesos del carpo y tarso.


Huesos Irregulares: Son huesos sin una forma regular con sustancia compacta externa y esponjosa interna. Esta se concentra en lugares específicos del hueso. Como ejemplo están las vértebras, huesos de la cara, esfenoides, etc.


HUESOS SISTEMA ESQUELETICO APENDICULAR (126)

CÍNGULO ESCAPULAR (4):
• 2 clavículas (largo)
• 2 escápulas (ancho)

MIEMBRO SUPERIOR (30):
• 2Húmero (largo)
• 2Radio (largo)
• 2Ulna (largo)
• Carpo Fila Proximal (breves, excepto pisiforme que es sesamoideo):
• Escafoides, semilunar, piramidal, pisiforme
• Carpo Fila Distal (breves): trapecio, trapezoide, hueso capitato (grande) y hamato (ganchoso)
• 5 metacarpianos (largos)
• 14 falanges (largos)

CÍNGULO PELVICO (2): coxales o ilíaco (ancho)

MIEMBRO INFERIOR (30):
• 2Fémur (largo)
• 2Patela (rótula), hueso sesamoideo.
• 2Tibia (largo)
• 2Fíbula (largo)
• Tarso Fila Posterior (breves): calcáneo, talo (astrágalo)
• Tarso Fila Anterior (breves): navicular (escafoides), cuboides, tres cuneiformes (medial, intermedio y lateral)
• 5 metatarsianos (largos)
• 14 falanges (largos)

HUESOS SISTEMA ESQUELETICO AXIL (80)

CABEZA OSEA (22):
• CRANEO (8) (planos): temporal (2), parietal (2), occipital (1), frontal (1), esfenoides (1), etmoides (1).
• CARA (14) (irregulares): lacrimal (2), nasal (2), maxila (2), vómer (1), mandíbula (1), conchas nasales (2), palatino (2), cigomático (2).

COLUMNA VERTEBRAL:
• Vértebras Libres (irregulares): cervicales (7), torácicas (12) y lumbares (5)
• Vértebras Fusionadas (anchos): sacro (1) y cóccix (1).

TORAX: 24 costillas y 1 esternón.

HUESO HIOIDES Y HUESOS DEL OIDO (6) (maléolo, incus y estapedio).



Vídeo: El Cuerpo Humano Al Limite 





domingo, 23 de septiembre de 2012

Anexos de la piel


ANEXOS EPIDÉRMICOS

Glándulas: 

Glándulas Sudoríparas. Están distribuidas prácticamente por toda la piel y se clasifican en dos grupos en función de cómo eliminan su producto de secreción.

Glándulas Ecrinas: vierten su producto de secreción sin ningún tipo de destrucción celular. Se caracterizan porque el conducto excretor que poseen se abre directamente a la superficie de la hipodermis mediante un orificio denominado "Poro Sudoríparo", mientras que la zona excretora suele tener una forma de ovillo que se encuentra situada en la dermis próxima a la unión dermo-hipodérmica. Estas glándulas tienen un producto de secreción conocido como "sudor".
En el caso de estas glándulas, es un sudor claro de sabor salado, el 90% es agua y en él van numerosas sustancias disueltas como por ejemplo: cloruro sódico, cloruro potásico, urea, aminoácidos, ácido láctico, proteínas, glucosa, inmunoglobulinas, histaminas... Posee un ph de aproximadamente 4.2 - 5.5.
El sudor se obtiene por un filtrado plasmático que se filtra principalmente a través del ovillo de la glándula y que se va modificando en el conducto excretor, a través de la reabsorción y secreción de numerosos iones.
Entonces por definición son aquellas que están formadas por un glomérulo exterior que desemboca en la piel, tienen la función de termo regulación. Existe un aproximado de 600 glándulas por cada centímetro cuadrado de piel, aunque podremos observar una mayor cantidad en la palma de las manos y la región de la cara. Estas glándulas en total eliminan más de 1 litro de sudor al día en condiciones normales, aunque se pueden llegar a excretar más de 10 litros en situaciones extremas.
Predominan sobre todo en las palmas de las manos y las plantas de los pies.

Glándulas Apocrinas: son aquellas que eliminan parte de su citoplasma junto con su producto excretor (que aparecen como pequeñas vacuolas). Se caracterizan porque su producto excretor se abre al "conducto piloso"; esta secreción se caracteriza porque es más lechosa, viscosa y está formada por agua, pero destaca sobre todo porque es rica en grasa. También en ella existe azúcar, amoniaco, aminoácidos.
En este caso el sudor tiene un pH que es neutro o ligeramente alcalino. Estas glándulas se distribuyen por las axilas, la areola mamaria y las regiones ano-genitales.
Por definición son aquellas que poseen un gran lóbulo secretor y un conducto exterior que suele desembocar en un folículo pilosebáceo. Estas glándulas están especializadas en la secreción de ciertas feromonas y se encuentran en mayor cantidad en la axila, periné y el pubis. Es decir, son glándulas especializadas, una de ellas también es la glándula mamaria, ya que es una glándula apocrina encargada de producir la leche materna.



Las glándulas apocrinas emiten un olor característico en los adultos, en los niños este olor es diferente debido a que la producción de feromonas por estas glándulas es menor.

GLÁNDULAS SEBÁCEAS.


Son glándulas asociadas siempre a los vellos y que se caracterizan por presentar una agrupación celular que aparece como envuelta por una cápsula o una bolsa donde se alojan pequeñas glandulitas. Cada vello lleva asociado entre una y cuatro glándulas sebáceas. Su producto de secreción es el sebo, que es una sustancia grasa que contribuye a dar sensibilidad y permeabilidad a la piel.

Función de las glándulas sebáceas.  Su misión principal es la de generar el sebo que se convierte en un poderoso aliado de nuestro organismo gracias a sus dos funciones principales:

1. Protección antimicrobiana, objetivo que cumple gracias a la acidez  natural del sebo.


2. Función de lubricación del peloEsto permite que el pelo pueda surgir de forma más natural y cómoda.

Tipos de glándulas sebáceas.
Se distinguen dos tipos:

Las que acompañan a un vello. Cada vello suele tener una media de 5 a 6 glándulas sebáceas encargadas de su lubricación y de impedir la entrada de agentes patógenos.

Las que no acompañan a un vello. Están situadas en los labios, los párpados, el glande y las areolas. Por lo tanto tenemos que en los únicos lugares donde no encontramos glándulas sebáceas son las palmas de pies y manos. Cuanto mayor sea el tamaño de la glándula sebácea más pequeño será el tamaño del pelo al que acompañe.

Problemas con las glándulas sebáceas.
Si las glándulas sebáceas funcionan de forma correcta no existe ningún problema, 

sin embargo puede que esto no funcione de esta manera y de esta forma podemos distinguir dos problemas:

1.Cuando las glándulas sebáceas generan poco sebo. Cuando las glándulas sebáceas no generan el sebo suficiente se produce un desequilibrio en la piel que produce sequedad, caspa y posibles infecciones bacterianas que aprovechan los poros libres de sebo para acceder a nuestro organismo.


2. Cuando las glándulas sebáceas producen demasiado sebo tenemos el problema contrario. Piel demasiado grasa lo que produce infecciones y acné y puede tapar el folículo piloso y provocar caídas capilares.

EL VELLO.

Son órganos asociados a la dermis que se encuentran compuestos por distintas columnas de células soldadas unas a otras y que se caracterizan porque están queratinizadas. En este órgano se distinguen dos partes:

La Raíz: que sería la porción del pelo que está por debajo de la superficie cutánea alojada principalmente en la dermis e incluso puede llegar hasta la hipodermis.

El Tallo: que es la porción que aflora a la superficie epidérmica.
 Tanto el tallo como la raíz tienen tres superficies concéntricas, que son:

  •  Interna --> médula
  •  Media --> corteza
  •  Externa --> cutícula.
Rodeando a la raíz del pelo se encuentra el folículo piloso que está constituido en su pared por dos capas celulares distintas:


  • Una capa externa constituida por tejido conjuntivo.
  • Una capa interna formada por tejido epitelial, desdoblado en dos hojas que proceden de una invaginación epidérmica.
En la base del folículo se distinguen dos estructuras que dan lugar a la composición del bulbo piloso, que son:


  • La Papila: que es un pequeño entrante, en el cual se alojan multitud de vasos sanguíneos en un soporte de tejido conjuntivo.
  • La Matriz: es un conjunto de células epiteliales germinales, de ellas derivan el crecimiento del pelo.




LAS UÑAS

Son láminas endurecidas formadas principalmente por queratina que están asociadas a la dermis y en ellas podemos apreciar el cuerpo de la uña, que posee dos caras: un borde proximal y un borde distal.
En esas caras se distingue una cara más externa, convexa con distinta coloración, donde resulta una zona blanquecina en su parte proximal denominada "Lúnula".
En la cara más profunda, tiene un aspecto cóncavo y está adherida a la dermis, además aquí se localiza el órgano productor de la uña o Ungueal. En uno de esos bordes, un borde proximal que posee un pequeño repliegue denominado cutícula y un borde distal que sería la parte accesible de la uña.
Las uñas de los dedos de las manos crecen cuatro o cinco veces más rápido que las uñas de los dedos de los pies. Al igual que el cabello, las uñas crecen más rápidamente en verano que en invierno. Si una uña se rompe, volverá a crecer si la matriz no está gravemente lesionada. Las manchas blancas en las uñas suelen deberse a cambios temporarios en la velocidad de crecimiento.



EN RESUMEN LAS FUNCIONES DE LA PIEL SON:

PROTECCIÓN: Protege nuestro cuerpo del mundo exterior. Por ejemplo de los traumatismos.


TERMOREGULACIÓN: Regula la temperatura constante de 37 grados que el individuo necesita. Por ello se le da el nombre de corazón periférico.

SENSIBILIDAD: Por esta función es que sentimos calor, frío, etc. Por ello se le da el nombre de cerebro periférico.

DEPÓSITO: Es un reservorio de múltiples sustancias como: minerales, sustancias, grasas, sustancias orgánicas, hormonas, vitaminas, etc.

EMUNTORIO: Es la eliminación de distintas sustancias a través del sudor y la secreción sebácea.

ANTIMICROBIANA: Es la primera gran defensa del organismo y actúa como una barrera natural. Si esta barrera se rompe se producen las infecciones.

MELANÓGENA O DE PIGMENTACIÓN: En la capa basal de la epidermis se encuentran las células melanógenas, que producen la melanina, que es la que da las distintas tonalidades a la piel. Es así que tenemos las distintas razas:

  • Raza Blanca: Menos melanina y menos protección.
  • Raza Negra: Más melanina y más protección.

CONTROL DE SENSASIONES: La percepción se da a través de las terminaciones nerviosas y de los receptores.

ACCIÓN INMUNITARIA: Se da a través de células alojadas en la epidermis. Actúa como reservorio de sangre.

FACILITA LA SINTÉSIS DE VITAMINA D: Ya que a través de numerosos precursores por acción de la luz ultravioleta sobre la piel se convierte la vitamina D en una sustancia activa.